You are currently viewing Cerveza de Maíz:  5 mejores marcas y un Legado Ancestral

Cerveza de Maíz: 5 mejores marcas y un Legado Ancestral

¿Sabías que la cerveza de maíz es una de las bebidas fermentadas más antiguas del mundo?

En este artículo, te contaremos hablaremos sobre la cerveza de maíz. Sus características, su historia, su elaboración y sus diferencias con otros tipos de cerveza.

Que es y cómo hacer cerveza de maíz

La cerveza con maíz es una bebida alcohólica que se obtiene a partir de la fermentación del almidón del maíz.

El maíz es un cereal originario de América que se cultiva desde hace más de 10 000 años.

El grano de maíz es rico en carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales, y tiene un sabor dulce y agradable.

El proceso para hacer esta cerveza, se necesita maltear el maíz, es decir, germinarlo y secarlo para activar las enzimas que convierten el almidón en azúcares.

Luego, se muele el maíz malteado y se mezcla con agua caliente para obtener un mosto, que es el líquido azucarado que se fermentará.

El mosto se hierve con lúpulos, que son unas flores que aportan amargor y aroma a la cerveza.

Finalmente, se añade levadura, que es el microorganismo que transforma los azúcares en alcohol y gas carbónico.

Otros de los adjuntos agregados en la elaboración de la cerveza de maíz, es el agrgado de  jarabe de maíz en el mosto.

Historia de la cerveza de maíz

La cerveza de maíz tiene una larga y rica historia que se remonta a las culturas precolombinas de América.

Los aztecas, los mayas, los incas y otros pueblos indígenas elaboraban cerveza de maíz con diferentes técnicas y nombres.

Por ejemplo, los aztecas llamaban a su cerveza de maíz “tecolote”, los mayas la llamaban “balché” y los incas la llamaban “chicha”.

Estas cervezas se consumían en rituales religiosos, ceremonias y festividades. La bebida de maíz era considerada sagrada y un regalo de los dioses.

También se difundió por otras regiones de América, como el Caribe, Centroamérica y Norteamérica,

Los nativos americanos la elaboraban con diferentes variedades de maíz y otros ingredientes, como miel, frutas y especias.

La cerveza de maíz era una bebida nutritiva y refrescante que ayudaba a sobrevivir en climas cálidos y secos.

Esta cerveza se mantuvo como una tradición ancestral hasta la llegada de los europeos.

La llegada de los europeos trajeron consigo la cerveza de cebada y otros tipos de bebidas alcohólicas, desplazada y marginada por la colonización.

Sin embargo, la cerveza de maíz no desapareció del todo, y se siguió elaborando de forma artesanal y clandestina en algunas comunidades indígenas y rurales.

En las últimas décadas, se experimentó un renacimiento y gracias al interés por rescatar las raíces culturales, las prácticas ecológicas y los sabores auténticos.

La cerveza con maíz se ha convertido en una alternativa a la cerveza industrial y en una expresión de identidad y diversidad.

5 Marcas de cerveza de maíz

Hemos encontrado 5 interesantes marcas de cerveza de maíz y te la recomendamos para que en algún momento las pruebes, ya que tienen buenas reseñas.  Veamos a continuación.

  • Siete vidas, Maíz Morado Pale Ale 
  • Bavaria, Nativa Sur 
  • Pasión Púrpura, maíz y lavanda
  • La Brü Maíz Azul
  • Chela Libre-Black Sado

Cerveza de maíz vs cerveza de trigo

Mientras que la cerveza de maíz se utiliza maíz como ingrediente principal, la cerveza de trigo usa trigo, otro cereal que también se maltea.

La cerveza de trigo suele tener un color más claro, una espuma más densa y un sabor más afrutado que la cerveza de maíz.

La cerveza de trigo también se elabora con levaduras especiales que producen ésteres y fenoles, compuestos químicos que le dan un toque especiado y floral.

Algunos ejemplos de cerveza de trigo son la weizen alemana, la witbier belga y la hefeweizen.

Cerveza de maíz

Diferencias entre la cerveza de maíz y la cerveza de cebada

La cerveza de cebada es la más común y popular en el mundo, y se elabora con cebada, también este caso como ingrediente principal.

La cerveza de cebada malteada tiene una mayor variedad de estilos, colores, sabores y aromas que la cerveza de maíz.

Hay varios factores que influyen como el tipo de malta, el grado de tostado, el tipo de lúpulo, el tipo de levadura y el proceso de fermentación.

La cerveza de cebada suele tener un cuerpo más completo, una mayor complejidad y una mayor graduación alcohólica que la cerveza de maíz.

Algunos ejemplos de cerveza de cebada son la pale ale, la stout, la porter, la lager y la IPA.

Levadura utilizada para este tipo de cervezas

La levadura es el ingrediente que hace posible la fermentación de la cerveza, es decir, la transformación de los azúcares en alcohol y gas carbónico.

La levadura también influye en el sabor, el aroma y la textura de la cerveza, ya que produce diferentes compuestos químicos durante el proceso.

La levadura utilizada para la cerveza de maíz puede ser de dos tipos: salvaje o cultivada.

La levadura salvaje es la que se encuentra de forma natural en el ambiente, y que se incorpora a la cerveza de forma espontánea o accidental.

También, es la que se usaba en la antigüedad para hacer cerveza de maíz, y que todavía se usa en algunas regiones de América.

Esta levadura es la que le da a la cerveza de maíz un carácter rústico, ácido y complejo, pero también puede ser impredecible, inestable y contaminante.

La levadura cultivada es la que se obtiene de forma artificial, y que se selecciona y reproduce en laboratorios para garantizar su pureza, calidad y consistencia.

También es la que se usa en la actualidad para hacer cerveza de maíz, y que permite controlar y modificar el resultado final de la cerveza.

Lúpulos agregados

El lúpulo también ayuda a conservar la cerveza y a evitar el crecimiento de bacterias indeseables.

La variedad que se agrega a la cerveza de maíz depende del estilo y el gusto de cada cervecero, pero en general, se suelen utilizar lúpulos más suaves y delicados.

Algunos de los lúpulos más utilizados para la cerveza de maíz son el Saaz, el Hallertau, el Tettnang y el Spalt, que aportan aromas y sabores florales y herbales.

Otros lúpulos que se pueden utilizar son el Cascade, el Centennial, el Citra y el Simcoe, que son lúpulos de origen americano.

Conclusión final

La cerveza de maíz es un viaje a través del tiempo y la cultura, desde sus raíces en las antiguas civilizaciones americanas hasta su renacimiento en la escena cervecera actual.

Es un tributo a la identidad, la tradición y la versatilidad, una bebida que une historia y modernidad en cada sorbo.

Su resurgimiento no solo es un retorno a las raíces, sino también un homenaje a la creatividad e innovación.

 ¡Una celebración del sabor auténtico de América!