En este momento estás viendo La cerveza radeberger y los reyes

La cerveza radeberger y los reyes

La cerveza Radeberger, una joya de la tradición cervecera alemana, ha conquistado paladares en todo el mundo, incluyendo los de la realeza.

Desde su humilde origen en la ciudad de Radeberg hasta su reconocimiento global, esta cerveza Pilsner ha trascendido fronteras en la historia de la cerveza.

Fundada en el año 1872, la Radeberger Exportbierbrauerei es conocida en todo el mundo su estatus como pionera en la elaboración de cervezas estilos Pilsner

Características de la cerveza Radeberger

Uno de los aspectos más importantes para la elaboración de cerveza de buena calidad es el agua.

La cerveza Radeberger utiliza agua suave de su propia fuente, que se encuentra en las colinas de Lusatia, cerca de la ciudad de Radeberg.

El agua suave ayuda a resaltar el sabor del lúpulo, que es otro ingrediente clave para la cerveza Radeberger.

Los Maestros cerveceros utilizan una mezcla balanceada de lúpulo amargo y aromático, que le da a la cerveza un carácter único y distintivo.

El lúpulo amargo le da a la cerveza un sabor seco y con un buen amargor, mientras que el lúpulo aromático le da un toque floral y afrutado.

La combinación de ambos tipos de lúpulo crea un sabor de cuerpo completo y complejo, que se aprecia mejor en una copa alta y estrecha.

Otro aspecto que define a la cerveza Radeberger es su grado alcohólico, su densidad y su carbonatación.

Estos valores se pueden medir con instrumentos especiales, como el alcoholímetro, el densímetro y el manómetro.

La cerveza Radeberger tiene un porcentaje de alcohol del 4.8%, una gravedad original del 11.4% y una efervescencia del 0.53%.

Estos valores indican que la cerveza tiene un nivel moderado de alcohol, una densidad media y una carbonatación suave.

Estos son algunos de los atributos que consolidan a esta marca como una cerveza excepcionalmente reconocida en todo el mundo.

Comprar cerveza Radeberger

Cerveza radeberger
Cerveza Pilsner

Los orígenes de Radeberger: la cerveza del Rey de Sajonia

La historia de Radeberger está marcada por hitos notables que la han catapultado a la prominencia en la industria cervecera.

Durante un período histórico, Radeberger tuvo el honor de elaborar cerveza para el Rey de Sajonia, un testimonio de la calidad y el prestigio de sus productos.

En 1885, la cervecería adoptó su nombre actual, Radeberger Exportbierbrauerei, cuando comenzó a exportar sus cervezas más allá de las fronteras alemanas.

A medida que avanzaba la década de 1880, la producción había alcanzado una impresionante cifra de 300,000 cajas al año.

De esta manera consolidada su posición como un referente en la escena cervecera alemana.

Además, la cerveza Pilsner Radeberger fue elevada al título de “Kanzler-Bräu” (cerveza del canciller) por Otto von Bismarck, el primer canciller alemán.

Pero Radeberger no solo cautivó a la realeza y a líderes políticos prominentes.

Si no que también se ganó un lugar especial en el corazón del Rey Federico Augusto III de Sajonia, quien la convirtió en su bebida favorita en 1905.

Esto no hizo más que consolidar la reputación de Radeberger como la cervecería de la realeza.

Una cerveza que supera los desafíos

En 1946, el gobierno comunista de Alemania Oriental asumió el control de la cervecería, sin embargo, esto no la detuvo.

En 1954, la compañía comenzó a exportar sus productos a nivel mundial, llevando el sabor de Radeberger a audiencias internacionales.

Luego, en 1990, tras la caída del Muro de Berlín, la empresa fue adquirida por Binding Brauerei, que la reintegró en Alemania Occidental.

Esta adquisición marcó el comienzo de una nueva era para Radeberger, ya que se sometió a renovaciones integrales para modernizar sus procesos de elaboración.

Para 1994, habían alcanzado una tasa de producción impresionante de 1 millón de hectolitros.

La historia dio otro giro en 2004, cuando Oetker Gruppe compró la compañía y la retiró del mercado de valores, convirtiéndola en una empresa privada.

A pesar de los cambios de propiedad, Radeberger mantuvo su compromiso inquebrantable con la calidad y la tradición cervecera.

Su Pilsner, conocida por su sabor equilibrado y limpio, sigue siendo una favorita tanto en Alemania como en el extranjero.

Incluso en el mundo del entretenimiento, ha dejado su huella, siendo la bebida favorita de Charlie Harper en la serie “Two and a Half Men”.

Resumen final

En resumen, la historia de Radeberger es una historia de tradición, calidad y resiliencia.

A lo largo de los años, ha logrado mantener su estatus como una cervecería de renombre mundial.

Y continuando con la tradición de producir cerveza Pilsner de alta calidad que ha deleitado a reyes, líderes y amantes de la cerveza en todo el mundo.